El Ransomware es un programa malicioso que bloquea tu equipo y solicita un rescate para poder liberarlo. Estos ataques afectan a todo tipo de empresas en cualquier parte del mundo, cada vez son más frecuentes y difíciles de superar.

«Si bien algunos son más dañinos que otros, el modo de protegerse de estas amenazas sigue siendo un mix entre educación, concientización y uso de soluciones de seguridad confiables», aseguró Camilo Gutierrez, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

  • FileCoder

Este ransomware cifra archivos del equipo y pide un rescate generalmente en bitcoins para darle al usuario la clave de descifrado.

  • Lockscreen

Actúa de forma similar a Filecoder, en cuanto a que se pide un rescate, pero en lugar de cifrar archivos bloquea el acceso al equipo.

  • Virus de la policía

Se trata de un troyano que bloquea las máquinas al iniciarse y muestra un falso mensaje de la policía o alguna autoridad con la excusa de haber detectado accesos a páginas ilegales (especialmente de pornografía infantil). Para el desbloqueo solicita el pago de una multa y en la mayoría de los casos no hay cifrado de datos.

  • Wiper

También es similar al Filecoder, pero nunca devuelve el acceso a los archivos: directamente los elimina, los corrompe o impide el acceso al sistema operativo.

  • Hoax ransomware

Combina el secuestro con un engaño, puesto que funciona como un Filecoder, pero en realidad no cifra ningún archivo: solamente utiliza técnicas de ingeniería social para asustar a la víctima y provocar el pago.

Como mencionamos al inicio, la concientización y educación son las mejores herramientas para mantenerte protegido.

Fuente: El Comercio